Convocatoria a la Tercera Gran “Fiesta del Perdón y de la Reconciliación” “El Amor todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta.” (1ª Cor 13, 7)

El próximo VIERNES 14 de NOVIEMBRE, desde las 6.30 a las 10 PM, estaremos celebrando, en el Teatro del Minuto de Dios, la  TERCERA GRAN FIESTA DEL PERDON Y DE LA RECONCILIACIÓN de todas las parejas que han hecho sus Encuentros de Renovación Matrimonial, los Encuentros de Renovación Para Novios en el Minuto de Dios y de todas las personas, las parejas y las familias que quieren profundizar en  procesos de perdón, de reconciliación y sanación de las heridas, y así renovar sus vidas, sus relaciones, superar los conflictos y reemprender con nuevas fuerzas su cotidianidad conyugal y familiar.

Nos ubicamos en el contexto de BUSQUEDA DE LA PAZ que estamos viviendo en Colombia, y que anhelamos todos con la ayuda de Dios, para  que nuestro hermoso país entre en una nueva  época de bendición: la del post-conflicto;  y la mejor manera, de iniciar es con nuestras propias familias, como bien lo afirmaba el Papa Francisco en el mensaje para el día mundial de la paz 2014:

“LA FAMILIA es la fuente de toda fraternidad, y por eso es también el fundamento y el camino primordial para la paz, pues, por vocación, debería contagiar al mundo con su amor”.

También San Juan Pablo II, en la Familiaris Consortio, afirmaba que la familia es  protagonista fundamental en la transformación de la sociedad: “En efecto, de la familia nacen los ciudadanos, y éstos encuentran en ella la primera escuela de esas virtudes sociales, que son el alma de la vida y del desarrollo de la sociedad misma” (n.42)

Sabemos que la paz es un don de Dios en Jesucristo, “Porque él es nuestra paz: el que de los dos pueblos hizo uno, derribando el muro divisorio, la enemistad” (Efesios 2,14), pero también es una tarea de cada hombre y mujer, se empieza a trabajar en el corazón de cada uno, pero todos formamos parte de una comunidad familiar, en donde debemos aprender a vivir en paz; “cada familia está llamada por el Dios de la Paz a hacer la experiencia gozosa y renovadora de la reconciliación, esto es, de la comunión reconstruida, de la unidad nuevamente encontrada” (FC 21).

El Señor Jesús ha venido para sanar los corazones afligidos, para reconciliar al hombre consigo mismo, con los demás seres humanos, con la naturaleza y con el Padre Dios.  Jesús ha derrumbado el muro que nos separaba, ha derribado el odio y ha abierto el camino del amor, del perdón, de la comprensión, de la reconciliación sincera que acoge y abraza  con amor a todos los seres humanos, fraternalmente como hijos del único PADRE.

Es Jesús el que nos trae la paz, la reconciliación.  Para poder recuperar las buenas relaciones en el hogar, vencer la violencia entre sus miembros y fomentar una sana convivencia, es necesario acoger al Señor, “Príncipe de paz” y dejarse guiar por Él.  En nuestras familias cuesta mantenerse en tranquilidad, en sosiego, somos inconstantes, por eso estamos llamados a ser discípulos y confiarnos a Aquél que es eterno y que nos garantiza los mejores procesos de reconciliación y de paz.
 
En esta gran “Fiesta del Perdón y de la Reconciliación” partimos del  gran convencimiento  de San Pablo:  “EL AMOR TODO LO CREE”.  Es una  bella exhortación a no dar por perdida a ninguna persona. El amor cree en el otro, tiene confianza en él. Confío en el otro, a pesar de todas las apariencias, de su fragilidad, que nosotros llamamos  “su niño interior herido”, también hay un niño interior divino que intento despertar amorosamente. El amor cree totalmente en el otro, porque sabe que Dios tiene preparadas muchas posibilidades de bien para esa persona

Con los ojos del amor y de la fe trato de descubrir ese núcleo bueno e íntegro que hay en la pareja, en el otro que me ha herido.  Lo decía San Pablo: “Por tanto, el que está en Cristo, es una nueva creación; paso lo viejo, todo es nuevo. Y, todo proviene de Dios, que nos reconcilió consigo por Cristo y nos confío  el ministerio de la reconciliación” (1ª Cor 5, 17-18).  Esta frase tiene un significado decisivo para todos los que trabajamos en la Pastoral Familiar.  A veces tenemos la impresión de que un hombre o una mujer que han sido heridos desde su más tierna infancia no pueden llegar a una salvación o mejora.  Pero si confío en el poder transformador del amor de Cristo, mi fe es para el otro un espacio donde también puede crecer su fe en sí mismo y en el bien que lo habita en lo más íntimo de su ser.
EL AMOR TODO LOS ESPERA”.  La esperanza, decía Gabriel Marcel, en su libro sobre la “filosofía de la esperanza”, no consiste en tener una determinada expectativa.  La esperanza acontece siempre en una relación de amor.  Siempre espero en ti y para ti.  La esperanza es también la expresión de un amor que nunca da por perdido al otro.  Puedo esperar hasta que ese núcleo bueno del otro se desarrolle, hasta que la vida que Dios le ha regalado florezca en él y se ponga en camino hacia su verdadera transformación, que es obra del Espírito Santo, el amor de Dios derramado en nuestros corazones (cfr. Romanos 5,5).

EL AMOR TODO LO SOPORTA”.  El amor no huye corriendo de las dificultades: las soporta y las aguanta porque tiene la mirada fija en Dios y espera en su salvación.  Pablo quiere afirmar que aunque el otro me injurie, no dejo que me arrebate mi amor.  El amor, que viene de Dios, me da capacidad de aguante.  Es como una roca en la que puedo permanecer en pie con seguridad.

 Hemos preparado un “gran programa” con las predicaciones de:
-Padre Diego Jaramillo sobre el tema “EL AMOR TODO LO CREE”.
-Padre Gonzalo Gómez ,  “EL AMOR TODO LO ESPERA”.  
-El concierto de la Comunidad Engadí
-Los testimonios de parejas de la Comunidad Matrimonial “Alegría”:  dos procesos de perdón y reconciliación
-Finalizaremos con la  “Adoración al Santísimo” con espacios para una profunda oración de sanación interior, perdón y reconciliación, presidida por el P. Raúl Téllez: “EL AMOR TODO LO EXCUSA”.
 
Espero que muchas  parejas/familias  respondan a este llamado y así estrechar los lazos de nuestra gran fraternidad que es la Pastoral Familiar del Minuto de Dios y la Comunidad Matrimonial Alegría.
Los recuerdo a todos en mi oración y los confío a los corazones amantes de Jesús y María,

P. Raúl Téllez V. CJM

Director Pastoral Familiar Minuto de Dios

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

AddThis Social Bookmark Button

No solo parejas, también familias!