Convocatoria a la Cuarta Jornada de Espiritualidad Conyugal: "La Vocación y la Misión de la Pareja"

Pongan el mayor empeño en afianzar su vocación  y su elección. Obrando así nunca caerán (2ª Pedro 1,10)

El próximo viernes 15 de mayo, estaremos celebrando, en el Teatro del Minuto de Dios de la 6 a 10 PM, nuestra  IV Jornada de espiritualidad conyugal, de las parejas que han hecho sus Encuentros de Renovación Matrimonial o de Novios en el Minuto de Dios y de todas las parejas que quieren sanar, profundizar y  renovar el camino del amor que están viviendo.

El tema que nos congrega en esta oportunidad está en sintonía con el próximo Sínodo de los Obispos cuya temática la ha propuesto el Papa Francisco en este sentido: “La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”. Vamos a reflexionar sobre cómo al Matrimonio se llega por un llamado especial del Señor.  Se trata de emprender juntos un camino de seguimiento de Jesucristo, en un proyecto de vida que los lleve a una auténtica realización en pareja, un camino de  perfección en el amor (cfr. Efesios 1,4) que los conduzca a ser santos en pareja, en una cada vez más grande comunión recíproca, haciéndose cargo el uno del otro, de  sus propias realidades: fortalezas y debilidades, animando e inspirando el uno al otro, en todas las dimensiones de la existencia conyugal y familiar.

En la historia de nuestra Iglesia siempre ha existido una vida espiritual de las parejas cristianas; muchas de ellas han mostrado a la Iglesia y al mundo  signos claros de su vivencia comprometida y profunda de la fe.  Con frecuencia algunos hombres y mujeres se tenían que incorporar por separado en movimientos de la Iglesia para buscar una espiritualidad individualista; algunos han considerado su matrimonio  como un obstáculo para la vivencia espiritual y santificación personal que anhelaban.

Algo de esta visión negativa  de la vida conyugal tenía que ver con la supervaloración de la Vida Consagrada, como camino más seguro y casi único, para llegar a la perfección y a la santidad.  Hablando en términos deportivos, los casados se consideraban “cristianos de segunda división”.

Por eso nuestra propuesta es proponerles a los esposos un verdadero y profundo ENCUENTRO CON CRISTO, que es y será siempre “la verdadera novedad que supera todas las expectativas de la humanidad” (San Juan Pablo II). Por el encuentro con Él, los seres humanos sabemos quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos.  Y por eso, el mejor servicio que le podemos hacer a las parejas es dar testimonio de Jesucristo y anunciarlo vivo, resucitado y presente, y que con su Espíritu dirige la historia familiar hacia el cumplimiento de sus promesas.

El término discípulo, de gran riqueza bíblica, nos abre el camino evangélico y eclesial para llegar a comprender el llamado personal que le hace Jesús a cada uno de los esposos para seguirle en un estilo de vida nueva: Ven y sígueme (Lc 18,22).  En efecto, Jesucristo es el que elige y llama (Lc 6,12-13).  Es una elección que nos hace experimentar la gratuidad del amor y de la predilección de Dios, Él nos amó primero (1ª Jn 4,19).  Esta elección amorosa da fuerzas al discípulo para que pueda seguir a Cristo, configurar su vida con Él y ponerse a su servicio para la misión de esposos y padres cristianos.   

A la elección y llamada de Jesucristo el discípulo responde con toda su vida. Se trata de una respuesta de amor a una llamada de amor.  Qué bello es ver a una pareja que está en permanente discernimiento de la voluntad de Dios para sus vidas. Eso es entrar en comunión de vida y de misión con Jesucristo y así edificar la casa sobre la Roca (Lc 7,24-25).   

Estarán con nosotros  FRAY NELSON MEDINA, PADRE GONZALO GOMEZ,  DOS PAREJAS  que están encarnando en su estilo de vida, su Matrimonio como Vocación y Misión.  En la parte musical nos acompañaran JESÚS Y DIANA, con sus bellas canciones sobre la familia.  

Con este deseo de conocer, profundizar y saborear el misterio de la vocación y misión de los esposos y de  las familias, los invito a prepararnos para participar en nuestra IV Jornada de Espiritualidad Conyugal.   Espero saludarlos personalmente y estrechar los lazos de nuestra gran fraternidad de parejas que es la Comunidad Matrimonial “Alegría” y la Pastoral Familiar del Minuto de Dios.

Los recuerdo en mi oración y los confío a los corazones amantes de Jesús y María,

P. Raúl Téllez V. CJM

Pastoral Familiar Minuto de Dios

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

AddThis Social Bookmark Button

No solo parejas, también familias!