Convocatoria a la Tercera Jornada de Espiritualidad Conyugal: "El Proyecto de Dios sobre el Matrimonio y la Familia"

Jesús respondió: No han leído que el creador al principio los hizo hombre y mujer...? (Mt 19,4)

En este primer boletín del año 2015, el año del Sínodo de la familia, quiero saludar a cada una de las parejas y familias que se acercan a la Pastoral Familiar del Minuto de Dios y a la Comunidad Matrimonial “Alegría” y desearles  las más grandes bendiciones en el amor de Jesús y de María.  

Quiero convocarlos a todos a participar en nuestra 3ª Jornada de Espiritualidad Conyugal, que se llevará a cabo el día sábado 7 de marzo en las instalaciones del teatro Minuto de Dios, de las 2 a las 6 PM,  con este bello tema del PRINCIPIO, es decir, reflexionar sobre la belleza y la sabiduría del Plan de Dios para dar comienzo a la FAMILIA HUMANA.

El mismo Papa Francisco y el Sínodo de los Obispos, en su primera parte, nos han invitado a colocar la mirada sobre Jesús y en la Pedagogía Divina en la historia de la salvación.  Jesús miró a las mujeres y hombres con que se encontró con amor y ternura, acompañando sus pasos con paciencia y misericordia, al anunciarles el Evangelio del Amor Conyugal y Familiar.

Al respecto nos dice la Relatio Synodi (la Relación del Sínodo de 2014 n. 15-16):

“Las palabras de vida eterna que Jesús dejó a sus discípulos comprendían la enseñanza sobre el matrimonio y la familia. Esta enseñanza de Jesús nos permite distinguir tres etapas fundamentales en el PROYECTO DE DIOS SOBRE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA. 

a. Al inicio, está la familia de los orígenes, cuando Dios creador instituyó el matrimonio primordial entre Adán y Eva, como sólido fundamento de la familia. Dios no sólo creó al ser humano hombre y mujer (cfr. Gén 1,27), sino que los bendijo para que fueran fecundos y se multiplicaran (cfr. Gén 1,28). Por esto, «abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne» (Gén 2,24). 

b. Esta unión, dañada por el pecado, se convirtió en la forma histórica de matrimonio en el Pueblo de Dios, por lo cual Moisés concedió la posibilidad de escribir un acta de divorcio (cfr. Dt 24, 1ss). Dicha forma era predominante en tiempos de Jesús.

c. Con su venida y la reconciliación del mundo caído gracias a la redención que Él obró, terminó la era inaugurada con Moisés. Jesús, que reconcilió cada cosa en sí misma, volvió a llevar el matrimonio y la familia a su forma original (cfr. Mc 10,1-12). La familia y el matrimonio fueron redimidos por Cristo (cfr. Ef 5,21-32), restaurados a imagen de la Santísima Trinidad, misterio del que brota todo amor verdadero. La alianza esponsal, inaugurada en la creación y revelada en la historia de la salvación, recibe la plena revelación de su significado en Cristo y en su Iglesia. 

De Cristo mediante la Iglesia, el matrimonio y la familia reciben la gracia necesaria para testimoniar el amor de Dios y vivir la vida de comunión. El Evangelio de la familia atraviesa la historia del mundo desde la creación del hombre a imagen y semejanza de Dios (cfr. Gén 1, 26-27) hasta el cumplimiento del misterio de la Alianza en Cristo al final de los siglos con las bodas del Cordero (cfr. Ap 19,9; Juan Pablo II, Catequesis sobre el amor humano)”.  (La división y el subrayado es nuestro).

Como motivación para invitarlos a todos a participar en está bellísima jornada,  están unas palabras del Papa Francisco tomadas de la Encíclica Lumen Fidei, al afrontar el vínculo entre la familia y la fe, escribe:

 “El encuentro con Cristo, el dejarse aferrar y guiar por su amor, amplía el horizonte de la existencia, le da una esperanza sólida que no defrauda. La fe no es un refugio para gente pusilánime, sino que ensancha la vida. Hace descubrir una gran llamada, la vocación al amor, y asegura que este amor es digno de fe, que vale la pena ponerse en sus manos, porque está fundado en la fidelidad de Dios, más fuerte que todas nuestras debilidades” (Lumen Fidei, 53)» (Instrumentum Laboris, 7).

Creo que es bueno volver a ese Principio en Dios, fuente del amor que no se agota y también que las parejas vuelvan al Amor del principio que los llevo a iniciar esta bella y exigente aventura de amarse en un proyecto que requiere inteligencia, paciencia, reciprocidad en la búsqueda de una comunión de pareja y familia que respete las diferencias y los haga crecer a todos. 

Están invitadas las parejas que ya han hecho su Encuentro de Renovación Matrimonial, o para Novios, que bueno podernos saludar de nuevo.  También esperamos a todas las parejas que quieran darse este espació de renovación, de crecimiento y fortalecimiento de su relación matrimonial y familiar. También los Padres de Familias de las Escuelas de Padres que nos quieran acompañar.

Tendremos como predicadores invitados a los padres Diego Jaramillo, Charly García, el testimonio de parejas servidoras de la Comunidad Matrimonial Alegría y la animación del grupo musical “Carisma Verde”.  

Los recuerdo a todos en mi oración y les renuevo mi afecto y cercanía en mi oración personal. Los entrego a los corazones amantes de Jesús y de María,

P. Raúl Téllez V. CJM

Director de la Pastoral Familiar Minuto de Dios

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

AddThis Social Bookmark Button

No solo parejas, también familias!