Anunciar la Belleza del Amor Conyugal y Familiar. “Pedir permiso, agradecer y pedir perdón” (Papa Francisco)

Como Pastoral Familiar del Minuto de Dios registramos, con gran alegría, la convocatoria del Papa Francisco a la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre el tema: Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización que se realizará en dos etapas en el segundo semestre del 2014 y del 2015. El Sínodo es una institución eclesial antigua y tiene como misión primaria asesorar al Papa Francisco en temas que él considera urgentes para la dirección de las Iglesia. La palabra Sínodo significa literalmente “caminar juntos” y me llama la atención la manera inédita como Papa Francisco ha querido escuchar a todos los estamentos de la Iglesia universal a través de un cuestionario sobre los problemas más urgentes de las parejas y las familias de hoy.

Acaba de ser publicada por parte de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos el Instrumentum Laboris. El texto básico de trabajo está estructurado en tres partes y retoma, según un orden funcional a la Asamblea sinodal, las ocho temáticas propuestas en el cuestionario. La primera parte está dedicada al Evangelio de la familia, en el contexto del plan de Dios y la vocación de la persona en Cristo, horizonte dentro del cual se releva el conocimiento y la recepción del dato bíblico y de los documentos del Magisterio de la Iglesia, incluidas las dificultades, entre las cuales la comprensión de la ley natural. La segunda parte trata de las diversas propuestas relativas a la pastoral familiar, incluidos los correspondientes desafíos y las situaciones difíciles. La tercera parte está dedicada a la apertura a la vida y a la responsabilidad educativa de los padres, que caracteriza el matrimonio entre el hombre y la mujer, con particular referencia a las situaciones pastorales actuales.

Quiero destacar algunos apartados e invitarlos a reflexionar y a pedir a Dios el don del discernimiento por este importante evento para la animación de las parejas y las familias:

-En la parte de la premisa el documento afirma:

“La familia es un recurso inagotable y una fuente de vida para la pastoral de la Iglesia; por lo tanto, su finalidad primaria es el anuncio de la belleza de la vocación al amor, gran potencial también para la sociedad. Ante esta urgencia, el episcopado, cum et sub Petro, se dispone a escuchar con docilidad al Espíritu Santo, para reflexionar sobre los desafíos pastorales actuales”.

“La Iglesia, consciente de que las dificultades no condicionan el ultimo horizonte de la vida familiar y de que las personas no se encuentran sólo frente a problemáticas inéditas, se complace en constatar un ímpetu, sobre todo entre los jóvenes, que hace entrever una nueva primavera para la familia”.

El Sumo Pontífice, en sus encuentros con las familias, estimula siempre a mirar con esperanza el propio futuro, recomendando aquellos estilos de vida a través de los cuales se cuida y se hace crecer el amor en la familia: pedir permiso, agradecer y pedir perdón, sin dejar jamás que el sol se oculte sobre un litigio o una incomprensión, sin tener la humildad de excusarse”. (cfr. Efesios 4,26)

Desde el comienzo de su Pontificado, el Papa Francisco ha insistido: «Él [Dios] jamás se cansa de perdonar, pero nosotros, a veces, nos cansamos de pedir perdón» (Ángelus del 17 de marzo de 2013). Este hincapié en la misericordia ha suscitado un notable impacto también en relación a las cuestiones referidas al matrimonio y a la familia, en cuando, más allá de todo moralismo, confirma y abre horizontes en la vida cristiana, cualquiera que sea el límite experimentado y cualquiera que sea el pecado cometido. La misericordia de Dios abre el camino a la continua conversión y al continuo renacimiento.

-En el numero 68 nos habla de las dependencias, medios de comunicación y redes sociales que afecta a la personas y familias hoy

“Entre las distintas situaciones críticas en el seno de la familia también se mencionan constantemente las dependencias de alcohol y drogas, de la pornografía, que a veces se usa y se comparte en familia, así como del juego de azar y de los videojuegos, de internet y redes sociales.

En cuanto a los medios de comunicación, por una parte, se subraya repetidamente el impacto negativo que tienen sobre la familia, debido en particular a la imagen de familia transmitida y al hecho de que ofrecen antimodelos, que proponen valores equivocados, que confunden. Por otra, se insiste en los problemas relacionales que los medios de comunicación, junto con las redes sociales e internet, crean en el seno de la familia”.

“De hecho, televisión, smartphone y ordenadores pueden resultar un impedimento real al diálogo entre los miembros de la familia, al alimentar relaciones fragmentadas y alienación: también en familia se suele comunicar cada vez más mediante la tecnología. De este modo, se acaban viviendo relaciones virtuales entre los miembros de la familia, en las que los medios de comunicación y el acceso a internet sustituyen cada vez más las relaciones. Al respecto, se observa que además del riesgo de disgregación y desunión familiar, existe la posibilidad de que el mundo virtual se convierta en una auténtica realidad sustitutiva (en particular en Europa, América del Norte y Asia). Las respuestas subrayan reiteradamente que estos instrumentos se apoderan incluso del tiempo libre para la familia”.

-Frente a la Pobreza y lucha por la subsistencia el documento reconoce una triste realidad de muchas familias cercanas en el no. 73:

“En las respuestas y observaciones, se insiste de manera generalizada en las estrecheces económicas que atenazan a las familias, así como en la falta de medios materiales, la pobreza y la lucha por la subsistencia. Se trata de un fenómeno extendido, que no afecta sólo a los países en vías de desarrollo, sino que se menciona con insistencia también en Europa y en América del Norte. Se constata que en casos de pobreza extrema y creciente, la familia debe luchar por la subsistencia, en la cual concentra la mayor parte de sus energías. Algunas observaciones piden una palabra profética fuerte de parte de la Iglesia en relación a la pobreza, que pone a dura prueba la vida familiar. Una Iglesia «pobre y para los pobres», se afirma, no debería dejar de hacer oír bien alto su voz en este ámbito.

-Paradójicamente se habla también del consumismo e individualismo en el n. 74:

“Entre las varias presiones culturales sobre la familia también se menciona —de manera constante— el consumismo, que tiene fuertes consecuencias sobre la calidad de las relaciones familiares, centradas cada vez más en “tener” en lugar que en “ser”. La mentalidad consumista se menciona, en particular, en Europa, incluso en referencia al “hijo a toda costa” y a los consiguientes métodos de procreación artificial. Por otra parte, se mencionan el afán de hacer carrera y la competitividad como situaciones críticas que influyen en la vida familiar. Se subraya, sobre todo en Occidente, una privatización de la vida, la fe y de la ética: a la conciencia y a la libertad individual se confiere el papel de valor de referencia absoluto, que determina el bien y el mal. Asimismo, se recuerda el influjo de una culturasensorial” y de lo efímero. A este propósito, se recuerdan las expresiones del Papa Francisco sobre la cultura de lo provisional y del descarte, que incide fuertemente sobre la frágil perseverancia de las relaciones afectivas y con frecuencia es causa de profundo malestar y precariedad de la vida familiar”.

Quisiera invitarlos a que hagamos “un caminar juntos”, acompañando con nuestra oración, nuestras propias reflexiones y comentarios en familia y comunidad sobre estas temáticas que están afectando realmente la vida de las parejas y familias que llegan cada día a Casa Alegría, a nuestros congresos, Encuentros de Renovación Matrimonial y de Renovación de Novios.

Los espero a todos el 9 de Agosto, en el Teatro Minuto de Dios, a las 2 PM en nuestro próximo Congreso Regional de Matrimonios, con el tema: ANUNCIAR LA BELLEZA DEL AMOR CONYUGAL Y FAMILIAR: pedir permiso, agradecer y pedir perdón. (Papa Francisco). Nos acompañarán el P. Diego Jaramillo, el P. Gonzalo Gómez, el P. Javier Riveros y la animación y testimonios de las Parejas-Servidoras de la Comunidad Matrimonial Alegría.

Espero saludarlos a cada uno de ustedes a la entrada del teatro y agradecer con este congreso los 25 años que el Señor me concede vivir de ministerio presbiteral con las parejas y familias.

Finalizo repitiendo con todos ustedes la oración de San Juan Eudes: “Queremos Señor Jesús que vivas y reines entre nosotros. Nos bendiga con su Hijo la Santísima Virgen María”.

Hermano y servidor en Cristo,

P. Raúl N. Téllez V.

Director Pastoral Familiar "Minuto de Dios"

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

AddThis Social Bookmark Button

No solo parejas, también familias!